NOTICIAS

Así están las cosas en Madrid

El pasado viernes, 31 de marzo se celebró en la sede de Juventudes Socialistas de Centro, en el barrio madrileño de Chueca, un acto convocado por las cuatro asociaciones de niños robados y adopciones ilegales existentes en Madrid. La escasa asistencia de público, al margen de los propios afectados, puede dar una idea del insuficiente calado social del drama de las sustracciones de recién nacidos que se produjeron en España durante la Dictadura y bien entrada la Democracia.  Ahora bien, si alguna cadena de televisión emite un telefilme basado en sor María o, en general, en la trama de niños robados, las audiencias se disparan ¿Por qué ocurre esto? Creo que en España aún no se ha desarrollado una amplia y definida empatía social. “Si no me afecta a mí, no me siento implicado”. Pero, además, si ni siquiera el propio Ayuntamiento de Madrid, con Manuela Carmena a la cabeza, es capaz de adherirse a la causa, ¿cómo van a sentirse involucrados, aunque no sean afectados en primera persona, el resto de los madrileños?

Sobre el rechazo de Manuela Carmena y su equipo a reunirse con dos de las asociaciones de niños robados se habló en el acto del viernes pasado, ante el estupor general del público. En serio, ¿cómo es posible que Ahora Madrid no quiera unirse a la causa de las desapariciones de bebés y de las adopciones ilegales? Por muchas vueltas que le doy no encuentro una respuesta mínimamente coherente. La respuesta oficial es que el ayuntamiento no tiene competencia para ayudar a los afectados. ¿Cómo que no? Hay archivos que dependen directamente del consistorio; además una declaración institucional del Ayuntamiento de Madrid, como pretende la plataforma Camino de la Justicia, sería vital para la lucha del colectivo, les daría unas alas para concienciar a la población de las que ahora carecen.

¿Es que la alcaldesa de Madrid, en su larga y brillante trayectoria como jueza, no ha conocido casos de madres que han denunciado el robo de su hijo, o de mujeres tuteladas por el siniestro Patronato de Protección a la Mujer a las que se les murieron sus pequeños recién nacidos de repente en los centros provinciales de esa institución? Me cuesta creer que no. Y me consta que alguna exjueza ha participado, por anteriores cargos, en el tutelaje incorrecto de menores a las que arrebataron sus hijos. Ya os lo contaré en otra ocasión.

¿Cuántos jueces y políticos aún en activo habrán conocido hace décadas este horror y callan? ¿Es que acaso algunos creen que aquellas mujeres se lo merecían? Ya sé que hago demasiadas preguntas y que vosotr@s queréis respuestas. Todo a su tiempo.

Por supuesto que la perspectiva de género está presente en el drama de los niños robados. Lo explicó Soledad Luque, presidenta de la asociación Todos los niños robados también son mis niños, que recordó que el doctor Antonio Vallejo-Nágera hizo atroces experimentos con las presas republicanas para hallar lo que él llamó el gen rojo, un componente que convertía en una raza inferior a los republicanos: había que quitarles los hijos a las rojas para convertirlos en personas como Dios manda. Esto sucedió así, es innegable.

IMG_6441
Soledad Luque, presidenta de la asociación Todos los niños robados son también mis niños

El acto fue un repaso por el devenir de las asociaciones madrileñas. Quizá algo tedioso en algunos momentos; faltaron más propuestas para el futuro inmediato. Algunas de las más interesantes partieron de Pedro Caraballo, presidente de la  asociación Nuevo Ágora y portavoz de la plataforma Camino de la Justicia, que aglutina a afectados por el robo de bebés y de las adopciones ilegales; comenzó su intervención dejando claro lo que pretende su colectivo:  “Nuestro objetivo es que se apruebe un Proyecto de Ley a nivel nacional para que las víctimas tengan respuestas, puedan conocer sus orígenes y la justicia pueda, sin obstáculos, investigar en los registros de las maternidades, inclusas y otras instituciones y hallen allí el destino de los niños robados”, expresó Caraballo, que hizo un llamamiento al resto de asociaciones para luchar en el plano político nacional: “Nuestra propuesta es crear ya una mesa nacional para la defensa de esta causa. Luchemos juntos a nivel nacional”. “Es que estos delitos sucedieron en instituciones públicas -recalcó Soledad Luque-. Es el Estado el responsable y el que tiene que reparar esta injusticia”.

Muy pronto podréis leer en este blog, en Tribuna Pública, un artículo de Pedro Caraballo sobre lo que ha hecho su plataforma en su primer año de existencia y lo que pretende exigir a nivel político en beneficio de los afectados por este drama.

Los representantes de las asociaciones madrileñas coincidieron en la importancia de que las víctimas sigan movilizándose.  Varias afectadas, integradas en la plataforma Camino de la Justicia, nos emocionaron con sus llamamientos a la unidad de los afectados, a la Iglesia Católica para que abra sus archivos, a los registros civiles, para que colaboren con los damnificados, y a la Fiscalía General del Estado, para que haga cumplir la norma que dictó su máximo jefe en 2012, respecto a la imprescriptibilidad de los delitos por el robo de bebés. Emocionó en particular Mari Carmen Rodríguez, que busca a su hermano, dado por muerto al nacer en la Maternidad Provincial de Madrid, conocida, como Maternidad de O´Donnell, en 1957. La mujer se quebró en medio de su intervención. Son muchos años de búsqueda, de sufrimiento de su familia.

IMG_6433
Mari Carmen Rodríguez. Detrás, Pedro Caraballo, portavoz de la plataforma Camino de la Justicia, y Paloma Pérez Calleja, otra afectada
IMG_6430
Irene Meca, integrante de Camino de la Justicia

Hubo también un homenaje a una compañera, víctima del robo de bebés, que acaba de fallecer, la valenciana Víctoria Utiel. No faltaron los aplausos agradecidos para la diputada socialista en la Asamblea de Madrid Carla Antonelli, impulsora de la Proposición No de Ley para crear en la Comunidad de Madrid una comisión que busque en los archivos públicos los documentos referentes a cada caso. Ya advirtió Antonelli de que el triunfo aún no era total: “La Mesa de la Asamblea de Madrid tiene que autorizar la creación de la comisión. No creo que haya problema. Seguramente será antes del verano”. También aseguró la política que “hay demasiadas personas a las que no les interesa remover esta trama”.

La diputada socialista Carla Antonelli
La diputada socialista Carla Antonelli

Por su parte, Mari Cruz Rodrigo, presidenta de la asociación SOS Bebés Robados Madrid, apeló a su propia experiencia para describir el hartazgo que sienten las víctimas: “Llevo 36 años buscando a mi hijo. He tenido más hijos, pero me sigue faltando algo”. Ángel Casero, presidente de Adelante Bebés Robados, presentó un spot que ha hecho su entidad, junto con la de Soledad Luque, para concienciar a la sociedad del drama, y afirmó que “hay desconfianza en los laboratorios que hacen las pruebas de ADN a los afectados. No aparecen los niños robados”. Este tema lo trataremos en profundidad en este blog.

IMG_6441
Mari Cruz Rodrigo, presidenta de SOS Bebés Robados Madrid, y Ángel Casero, presidente de Adelante Bebés Robados

“Nunca habrá una estadística real de los niños robados que hubo en el Franquismo. El Estado no lo va a reconocer”, cerró el acto Soledad Luque con esta frase. Su asociación, de carácter memorialista, está integrada en la plataforma que apoya la querella contra los crímenes del Franquismo que se investiga en Argentina.  Una hermana de Luque, presente en el acto, reprochó al PSOE -cuyos integrantes durante el Franquismo fueron duramente represaliados- que no abanderara hoy la lucha contra el robo de niños, después de agradecer a los jóvenes socialistas, anfitriones del evento, su disposición para entender la causa de los niños robados.

IMG_6436
Clara Alfonsa Reinoso: su caso se archivó por prescripción después de que apareciera su hija. La justicia no consideró delito que le robaran a su bebé cuando estaba tutelada por la Generalitat de Cataluña.

Una de las intervenciones que más conmovió fue la de la catalana Clara Alfonsa Reinoso. Los tribunales cerraron su caso, que se juzgó con un buen número de imputados. La justicia no considera delito que le robaran a su criatura después de dar a luz, estando tutelada por la Generalitat de Cataluña, cuando tenía 14 años. Encontró a su hija -ella creía que era un niño y que murió en el parto- en 2013. Todas las pruebas a su favor y sin embargo la justicia se empecina en no reconocer que le robaron una hija. Indignante. “Si en el caso de Clara no lo han reconocido, qué podemos esperar el resto”, me dice con tristeza mi amiga Irene Meca, que busca sus orígenes en la Inclusa de Madrid. Pero el ejemplo de ella misma y el de tantos afectados, luchando continuamente para que el Estado les dé la respuesta que merecen, me dejan, al menos una sonrisa esperanzadora al terminar este artículo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s